El detalle inadvertido del agua de piscina

swimming-pool-maintenance-is-more-work-than-you-may-think-swimming-pool-maintenance

Los veranos son como un pequeño oasis en medio del desierto. Las altas temperaturas y el ritmo de vida frenético del resto del año propician que durante estos meses se concentren la mayoría de vacaciones laborales. Y, ¿que hace la gente cuando hace mucho calor y tiene tiempo libre? Pues, por ejemplo, ir a refrescarse en la piscina. Ahora bien, lo que no todos saben es que –sin caer en alarmismos- el cloro con que se tratan estos equipamientos también puede tener repercusiones negativas para nuestros dientes.

El uso de este tipo de producto químico es esencial para ayudar a mantener el PH de las piscinas pero, en algunas ocasiones, también puede llegar a provocar pequeñas manchas en el esmalte. La razón es que todos los componentes químicos que tiene el agua de la piscina hacen que las proteínas que tenemos en la saliva se descompongan y, por tanto, se incrementen los depósitos orgánicos en los dientes, formando un sarro marrón en la parte frontal de la dentadura.

Esto ocurre sobre todo en personas que pasan muchas horas en la piscina, como los mismos nadadores profesionales. En ellos es frecuente que el sarro se acumule y surjan manchas amarillentas o marrones. Si somos bañistas ocasionales, basta con utilizar flúor de forma regular para prevenir su aparición. Y si ya prevemos que pasaremos muchas horas en la piscina durante varios días seguidos, la mejor idea es plantearse la compra de un protector bucal.

¿Y las piscinas de agua salda? El riesgo disminuye muchísimo. De hecho, muchos odontólogos utilizan el agua con sal en odontología, ya que ayuda a la cicatrización de las heridas. Esta sal hace que se elimine toda la infección y el paciente no tenga dolor, y, por eso mismo, no son tan perjudiciales para la salud bucodental.

Es más: hablando exclusivamente en clave dental, las piscinas de agua salada son más recomendables y todo que el agua de la playa. Y es que, por desgracia, el agua del mar puede estar contaminada con restos de basura.

Ante cualquier duda, como siempre, lo mejor que puedes hacer es acercarte a tu dentista de confianza. En Balust Odontólogos te recibiremos con los brazos abiertos.

#SomBalust
#Sitges

Comments are closed.